Psicología

 

Se considera de especial importancia al estado emocional de la mujer durante la gestación.

El embarazo y el puerperio producen cambios físicos, sociales y emocionales para la madre y su pareja.

Con la ayuda del acompañamiento psicoterapéutico es posible facilitar el manejo emocional de los efectos asociados a los temores y ansiedades propios de la maternidad, desarrollando estrategias para afrontarlos.

Además durante el proceso terapéutico se posibilitará la elaboración de conflictos no resueltos de la madre, lo cual permitirá transmitir al bebé durante el embarazo patrones mentales, emocionales y conductuales saludables, potenciando el desarrollo de su salud física, puesto que esta depende también de aspectos psicológicos y emocionales de la madre y del padre.

El apoyo psicoterapéutico prenatal, de esta manera, no sólo tiene como beneficio contener emocionalmente a la madre y su entorno, sino también al niño por nacer generando un estado mental saludable.

 

 

Compartir Facebook Twitter Google+