Depresión Postparto

   Por: Lic. Karina Molina Ferreyra.
                                                                                                       MP: 8.401
                                                                                 Unidad de acompañamiento emocional – DIAGNUS

 

El Día Mundial de la Salud Mental Materna se lanzó para aumentar la conciencia acerca de los problemas de salud mental materna, con la finalidad de que más mujeres busquen ayuda, reciban tratamiento adecuado y sufran menos. El primer Día Mundial de la Salud Materna se lanzó en el año 2016 y se conmemora cada año el primer miércoles de mayo, que este año se celebra el 1 de mayo de 2019.

Los problemas psicológicos que puede atravesar una mujer durante el embarazo y el posparto suelen quedar invisibilizados frente al mandato social que define la gestación y el nacimiento de un bebé como un momento de felicidad para la madre, y cualquier otro sentimiento es negado. Durante el embarazo y el puerperio se dan una serie de cambios bioquímicos, psicológicos y sociales que determinan una mayor vulnerabilidad para la aparición de trastornos en la esfera psíquica de la mujer. La depresión postparto – por su abreviatura, “DPP” – es un tipo de depresión que afecta a 1 de cada 8 nuevas mamás dentro de un año después de haber dado a luz. La DPP es una tristeza que dura mucho tiempo.  En las madres, este trastorno afecta el desarrollo de sus bebés, su propia salud y la calidad de la relación madre-hijo.

Si siente que tiene alguno de los síntomas que se mencionan a continuación, que han durado más de 2 semanas y están afectando su vida, hable con su médico.

  • Triste
  • Sentirse culpable
  • Desesperanza
  • Soledad
  • Indefensa
  • Despreciable
  • Incapaz de tomar decisiones
  • Confundida
  • Incapaz de reír
  • Extremadamente agitada
  • Pensamientos de hacerse daño a sí misma o de hacerle daño a su bebé*
  • Visiones extrañas*
  • Fantasías de miedo*
  • Pérdida de confianza
  • Llena de dudas
  • Cambios de ánimo
  • Cambios de apetito
  • Abrumada
  • Llanto excesivo
  • Cansada/exhausta
  • Ansiosa
  • Tensa
  • Aislada
  • Pobre autosuficiencia
  • Baja autoestima

Los puntos escritos en negrita requieren de atención inmediata. Por favor vea a su médico.

Recomendaciones para hacerle frente a la DPP:

  • Busque a alguien con quien hablar acerca de sus sentimientos.
  • Hable con otra mamá acerca de sus sentimientos y problemas. Es posible que tenga “consejos sabios.”
  • Pida a sus familiares que le ayuden a cuidar al bebé, con sus tareas y mandados.
  • Encuentre tiempo para usted misma. Trate de hacer ejercicio (caminar), tomar un baño o algo más que a usted le gusta hacer. ¡Regálese 15 minutos al día!
  • No se preocupe por ser perfecta, y sepa que sus sentimientos son normales.
  • Evite quedarse sola.
  • Aliméntese con una dieta sana. Haga varias comidas al día con porciones pequeñas.
  • Lleve un diario. Anote sus emociones. Notará que lo que escriba en su diario irá cambiando y mostrará a una persona mejor y más saludable a medida que avanza el tiempo.
  • Recuerde que está bien sentirse abrumada. ¡Ser mamá es difícil!
  • Consulte a su médico.