Prematurez

Prematurez

El nacimiento prematuro es definido médicamente como el parto ocurrido antes de las 37 semanas de gestación, ocurre en el 6 al 12% de los nacimientos en la mayoría de los países. Mientras más corto es el período del embarazo, más altas son las posibilidades de complicaciones. Los bebés que nacen en forma prematura tienen un alto riesgo de muerte en sus primeros años de vida. Existe también una alta posibilidad de desarrollar como complicación de la prematurez, serios problemas de salud como: parálisis cerebral, enfermedades crónicas pulmonares, problemas gastrointestinales, retraso mental, pérdida de la visión y el oído.

En el 40 a 45% un parto pretérmino puede ser espontáneo, en el 25 a 30% son consecuencia de una ruptura prematura de membranas y el resto 30-35% de los casos son inducidos por razones obstétricas; como un deterioro del medio intrauterino por infección, restricción en el crecimiento intrauterino o peligro significativo de la salud materna por preeclampsia y cáncer.

Basados en la edad gestacional, el 5% de los partos pretérminos se producen antes de las 28 semanas constituyendo la prematuridad extrema, el 15% entre la semana 28-31: prematuro severo, el 20% entre las 32-33 semanas: prematuro moderado, y el 60-70% entre las 34 -36 semanas.

Como el peso al nacer es más fácil de determinar que la edad gestacional, la Organización Mundial de la Salud hace un seguimiento de los recién nacidos de bajo peso al nacer (menor a 2.500 g), los cuales ocurren en un 16,5% de los nacimientos en las regiones menos desarrolladas. Se estima que un tercio de esos nacimientos de bajo peso al nacer se debieron a un parto pretérmino.

Por lo general, el peso se correlaciona con la edad gestacional, sin embargo, los bebés pueden tener pesos inferiores al rango normal por otros motivos diferentes al parto prematuro, como es el caso del consumo del tabaco y alcohol durante el embarazo.

Entre los recién nacidos de bajo peso al nacer también se incluyen los que nacen a término y que son pequeños para la edad gestacional. La clasificación basada en el peso reconoce también el grupo de los que son de muy bajo peso al nacer, que nacen con menos de 1500 g, y aquellos inferiores a 1000 g. Casi todos los recién nacidos en estos dos últimos grupos han nacido prematuramente.

Los estudios ultrasonográficos detallados durante la gestación son una herramienta de gran utilidad al momento de seleccionar aquellas pacientes de riesgo para un seguimiento personalizado instrumentando terapéuticas apropiadas desde edades tempranas de la gestación.

En la ecografía de las 12 -14 semanas además de valorar la anatomía fetal, el crecimiento, los marcadores de riesgo para cromosomopatías, se pueden estudiar mediante Doppler las Arterias Uterinas. La valoración de la circulación fetoplacentaria se va adecuando progresivamente a las necesidades del bebé. Cuando esto no ocurre, el análisis de las ondas de flujo arteriales nos posibilita valorar el riesgo para preeclampsia y restricción de crecimiento intrauterino, situaciones que pueden condicionar un parto prematuro.

La sensibilidad en la valoración del riesgo para estas patologías se incrementa aún más si se realizan en este momento de la gestación las pruebas específicas de laboratorio en sangre materna de los factores de crecimiento placentario, la medición de la tensión arterial materna, junto con los antecedentes personales de la paciente, obteniéndose así un cálculo combinado con una alta confiabilidad diagnóstica. Esto permite instituir terapéuticas como la administración de aspirina en baja dosis, lo que mejora el proceso de implantación placentaria disminuyendo así la incidencia de la hipertensión inducida por el embarazo y la restricción de crecimiento fetal intrauterino de este origen.

La primera semana de Octubre se celebra, desde el año 2010, la Semana del prematuro, organizada por Unicef y las provincias, dedicándose este año al Derecho de los prematuros al control prenatal. Estos eventos ayudan a tomar conciencia sobre la importancia de los tamizajes de embarazos de riesgo desde las etapas tempranas de la gestación.


DIAGNUS ES INSTITUCIÓN SEGURA.  Tomamos todas las medidas de protección y prevención recomendadas por las organizaciones nacionales e internacionales.
 
POR ESO TE PEDIMOS QUE NO CONCURRAS A ESTE CENTRO SI:
- Tienes signos o síntomas de alguna enfermedad en curso y aún no has consultado con tu médico clínico de cabecera.
- Tienes fiebre o  tos o dolor de garganta o diarrea o dificultad respiratoria u otro síntoma de sospecha de COVID-19. (En este caso debes concurrir a tu hospital o comunicarlo al teléfono correspondiente de la autoridad sanitaria.)
- Si has tenido contacto cercano con alguien con COVID-19 o con sintomatología de la enfermedad.
 

Recuerda que puedes coordinar tu turno para realizar ecografía y laboratorio el mismo día.
- Deberás concurrir solo o sola salvo alguna necesidad imperiosa. En caso de los niños podrán ingresar con un solo acompañante, menor de 60 años que no pertenezca a grupo de riesgo.
- Usar barbijo, manteniendolo colocado en posición correcta y evitar tocarlo.
- Higienizar las manos antes de ingresar a turno y antes de retirarse del consultorio.
- No tomes como una falta de cortesía si el saludo es más distante que lo habitual.

Sé solidario: si no puedes concurrir avisa telefónicamente o vía Whatsapp a fin de liberar ese turno para otro paciente.
CUIDARNOS ES RESPONSABILIDAD DE TODOS, JUNTOS PODEMOS LOGRARLO. 
close-link